No Soy Marilyn Monroe

“Los hombres se acuestan con Marilyn Monroe y se despiertan con Norma Jeane.”—Marilyn Monroe

Hace muy poco me dice un hombre, “Tu como eres sexóloga, me imagino que eres una maquina en la cama.”

Me sorprendió su comentario. Y luego me vino una seria de reflexiones del por qué me había dicho eso. Lo primero es que es imposible no crear alguna imagen de lo que significa que una persona estudie a cabalidad la sexualidad humana. Me imagino que porque alguien se demuestre experto en algún tema, las expectativas son que si sabes mucho de algo, debes también saber como hacerlo y todo debe ser más que perfecto.

En esa serie de expectativas existen también ciertas ilusiones, ideas, generalizaciones, prejuicios, etc. Que mientras más las inflas, más severa será la caída cuando te encuentres con una persona tan humana como cualquier otra. El saber mucho del sexo no es una receta para ser la amante perfecta. Es como cuando estas estudiando algo y sabes, desde la teoría, todo lo que debes saber, pero después te enfrentas al mundo real y en la práctica nada es como en los libros.

En el mundo real te encuentras con personas—también reales. No somos objetos, ni números, ni estructuras con patrones definidos que se pueden definir con cálculos definidos. No somos las estructuras de los edificios, más bien somos los terremotos que ponen a prueba a esos edificios. Todo esto lo digo porque tuve un amante que era ingeniero estructural y que creo que por estas diferencias nos llevábamos bien, hasta que estas diferencias eran muy… diferentes. El era el edificio, yo el terremoto. En algún momento bailamos juntos y en otro destrozamos todo.

Y cuando te encuentras con estos distintos tipos de personalidades, hay maneras de tener sexo que sólo se define entre las sabanas. Vas a cometer errores, vas a hacer cosas que causan incomodidad en tu pareja, y por otro lado, si ambos están dispuestos van a llegar a distintas profundidades de entendimiento en la intimidad. Y si no están dispuestos, seguirá siendo sexo mecánico en vez de nutritivo como debiera ser siempre—en mi opinión.

El mejor sexo que he tenido en mi vida es cuando existe una entrega total de ambas partes. Ni siquiera te tienes que conocer a cabalidad con esa persona. Sino que la conexión y la intimidad se da en el encuentro. Ambos profesan encontrarse en el sexo, divulgando todo secreto, abriéndose de una manera que esta expuesto todo, incluso lo mas protegido que es tu corazón. Todo para que te nutras del encuentro y del orgasmo del otro. En este encuentro ni siquiera es necesario la penetración profunda, porque ante cualquier movimiento por más pequeño que sea, te encuentras en éxtasis—en una orgasmo pleno, lleno de luces, y de un fuego que parece nunca apagarse. Parece estar fundido tu cuerpo con el otro como si estuvieras nuevamente en útero donde te sientes a salvo, nutrido, y feliz.

Yo soy sexóloga y me dedico a la sexualidad humana porque quiero que todos encuentren ese tipo de sexo. Ese tipo de sexo que viene desde lo más profundo de nuestro ser, ese sexo verdadero, del alma, interconectado, e infinito. Ese tipo de sexo que sólo se descubre en el encuentro con un otro. Ese tipo de sexo que sólo se da cuando te despojas de toda tu ropa, de tus mascaras, de tus roles sociales, etc., para estar frente a un otro completamente y enteramente desnudo con todas tus vulnerabilidades expuestas, con tu alma por delante, y con tu corazón abierto.

En este espacio, no soy Marilyn Monroe. No soy sexóloga. No soy tus ilusiones o ideas de mi. No soy tus expectativas. No soy una maquina.

Soy una mujer, desnuda, expuesta, con hambre, con deseos de ser encandilada y absorbida, entregada al movimiento telúrico entre dos cuerpos, entregada al placer del orgasmo, envuelta en el unísono de las notas de los quejidos y que goza de una sexualidad plena, nutritiva y sagrada. Es eso, y nada más (y nada menos), lo que encontrarás en mi cama.

//

Un comentario en “No Soy Marilyn Monroe

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s