La Mejor Dieta del Mundo

“No es lo que tu comes, es lo que te come a ti.” —Kris Carr

Es inevitable que cuando salgo con alguien casi siempre las salidas incluyen la comida o el trago. Y si no las son (por ejemplo mis encuentros de carreras, trekking o de fotografía) se termina con algo para comer o beber. Y lo otro que es inevitable es que SIEMPRE hay alguien en la mesa que empieza a hablar de una que otra dieta y que toman de forma fundamentalista su nueva sabiduría sin dejar lugar a que somos todos seres distintos, con distintas composiciones físicas y experienciales y que no hay una dieta que pueda cubrir TODAS nuestras dimensiones ni necesidades.

Me encuentro con veganos, vegetarianos, omnívoros, carnívoros; los que siguen la dieta paleo, la dieta del grupo sanguíneo, los que le han hecho al HGC, los que hace dietas de detox, los que hacen dietas del jugo, etc, etc, etc… CREANME, como sujeto de experimentación de dietas LAS HE HECHO TODASSSSSS!

He dedicado la mayor parte de mi vida a las dietas. Y le he dado mucho, mucho, pero MUCHO dinero a la industria de las dietas, la industria de la imagen corporal, y la industria de la belleza corporal. Y en algún momento me di cuenta de que darle a estas industrias mucho de mi dinero es como darle a estas mismas el permiso de tratarme como un subhumano porque no tengo el cuerpo “ideal”, con el BMI dentro de la norma, o con una talla de cierto estándar normal.

Y hace tiempo que decidí que YA NO MAS!

Yo trabajo con los dos más importantes Centros de Placer: la relación con tu comida y la relación con tu sexo. Hoy me dedicaré a hablar de la relación con la comida y destacaré uno de los principales prejuicios que tenemos todos.

En cuanto al Centro de Placer de la Alimentación, trabajo con personas que vienen a mi consulta porque tienen desde bulimia y anorexia hasta los que tienen sobrepeso o algún problema de digestión. Y lo que he visto es que en todos estas consultas, hay algo más profundo que el síntoma mismo. Sí, el sobrepeso es un síntoma.

Y cuando les digo a las personas que trabajo con personas con sobrepeso, es casi inevitable cubrir su sorpresa porque al verme, ves a una persona con sobrepeso. Entonces, se preguntarán, “Cómo vas ayudar a alguien a bajar de peso, si ni siquiera tu puedes controlarte?” Y allí está el tema. No lo necesitan decir en voz alta. Lo veo en su rostro. Y es desde ese punto a donde empiezo a encararte con tus propios prejuicios y demonios.

Cuando tu ves a una persona con sobrepeso que es lo primero que piensas?

(Vamos, se honesto. Aquí nadie te puede leer la mente.)

Y cuando ves a una persona con un sobrepeso más notable? A una persona como sueles ver en EEUU, por ejemplo? (Que por cierto también se ven ahora en Chile.) Que piensas? Hay alguna diferencia? Porque una cosa son unos kilitos de más y otra cosa es una persona de más, o no?

Y si ves a estas mismas personas en la playa con un bikini? O en una revista de desnudos?

Y si ves a estas mismas personas sentadas en el parque con una hamburguesa y papas fritas?

Si eres realmente honesto, te surgen algunos prejuicios que quizás no te surgen si la persona fuera de contextura delgada o atlética. Nadie le recriminó a Michael Phelps las 10 mil calorías que come a diario, pero si fuera una persona con sobrepeso? La mirarías distinta?

Cuando tu vas al gimnasio y buscas a un entrenador físico, buscas a un@ que tenga un cierto tipo de cuerpo. Ese es un prejuicio. Porque piensas de que mientras más atlético, más saludable—y tu quieres ser igual. Pero, eso no es necesariamente así. Conozco a varios entrenadores físicos que cuidan poco su salud. Fuman y beben en exceso, comen comida chatarra, nutren poco a su mente y alma y tienen relaciones poco nutritivas—que para mí son definitorios para ser saludable. Y conozco a entrenadores que a los ojos de todos tienen algún grado de sobrepeso y comen saludables y nutren otros aspectos de su vida y son más equilibrados y felices. Hay de todo, y el cuerpo no es un barra de salud.

(Por si no te permites pensar en tus prejuicios, te ayudaré…)

Los prejuicios que surgen son que las personas con sobrepeso:

Son enfermas

Son poco saludables O

No son saludables

Tienen muchas enfermedades

Son flojas

Son poco disciplinadas

Viven tristes

No se quieren a si mismos

No les importa cuidarse

Tienen baja autoestima

No saben como controlarse

No tienen fuerza de voluntad

Y una larga lista de etc.’s.

Lo primero que les digo a mis clientes que vienen a mi consulta para bajar de peso es que trabajo de una forma distinta. Yo veo al sobrepeso no como el enemigo, sino como algo que te comunica tu cuerpo debido a otra profundidad de sentimiento que lo más probable hayas tapado con tus mil defensas—incluyendo la capita de grasa que llevas puesta. Si puedes aceptar esta respuesta de tu hermoso cuerpo como una respuesta de protección y de regularización a las emociones que llevas dentro, entonces empezamos con un buen fundamento para poder cambiarlo. El cuerpo no cambia desde el odio. Para cambiar a tu cuerpo debes primero entenderlo, comunicar con él, aceptarlo y amarlo para cambiarlo. No hay otra manera. Y puedes ver esa evidencia de entre las miles de personas que han bajado de peso con una dieta de moda y que luego de un tiempo suben todo de nuevo.La bajada del peso se baja desde adentro para fuera. Se trata de buscar esos lugares que te han causado trauma o algún daño y entender la respuesta del cuerpo para poder sanar esa herida.

Me pongo de ejemplo. Actualmente, estoy con 15 kilos de sobrepeso. Peso que subí cuando llegue a Chile hace más de un año atrás. En esa época vine llegando después de haber estado cuidando a mi padre de un doble diagnostico de cancer. La primera vez que decidí venirme a Chile, fue en esa época y con ese propósito. Pero, al no poder acostumbrarme a la sociedad Chilena y a la cultura Chilota, me fui de nuevo a mi otro país donde me sentía cómoda y segura.

Intenté de nuevo el año pasado, cuando después de haber vivido casi 2 años en NYC, decidí venirme del todo nuevamente a Chile. Pero esta vez, a Santiago donde me parecía que mi reinserción sería más amena. No la fue. Desde el principio me encontré con diferencias de cultura, de comunicación, de personalidades, etc. Todo pareciera andar en forma lenta y los malos entendidos abundaban. Nuevamente, me sentí que estaba “fuera de lugar” y que acá en Chile no había espacio para mí. Y la respuesta de mi cuerpo fue de querer protegerme. Pues empece a subir de peso.

Es importante entender que las subidas de peso son como cuando un animal se siente amenazado: Un gato se eriza, un sapo se infla, un gorila muestra el pecho, etc. Todo en un intento de verse más grande para que nadie lo moleste. En esencia, eso es lo que hace tu cuerpo. Desde su manera trata de protegerte para que nadie o nada te moleste. Y si miras a la respuesta de tu cuerpo desde esa perspectiva, no puedes más que agradecerle por ser tan evolucionado. Si lo tratas con cariño, si resuelves esa amenaza, el cuerpo entiende y vuelve de nuevo a su estado natural y habitual.

Entonces, si tu me encuentras demasiado sobrepeso para que te pueda ayudar a sanar esas heridas que causaron tus síntomas, O si piensas que te daré una dieta para bajar de peso, O piensas que hay una pastilla mágica que resolverá todos tus problemas, te digo, francamente, no soy a terapeuta para ti. Búscate a otro profesional que te de lo que necesites. Hay miles.

PERO, si estas dispuest@ a trabajar el origen del problema, a sanar las heridas que tienes que causaron esos problemas, y si tienes la paciencia para entender a tu cuerpo y esperar la reacción del mismo cuando finalmente sanes aquellas heridas, pues podemos trabajar juntos.

Porque dentro de todo lo que he trabajado en el tema lo más importante y duradero que he encontrado es lo siguiente:

La única dieta que sirve es la dieta de entenderse y amarse a si mism@.

//

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s