Las Manos de mi Madre

Tengo las manos de mi madre y a la vez no las tengo

Se parecen a las de ella en su longitud y estilo

Se parecen a las de ella en como gesticula y en como toma un lápiz

Se parecen a las de ella en la forma en que se pausan y se incitan

En cómo acusan y también contienen

Las manos de mi madre son fuertes y sólidas. Son experienciadas y maduras. Cada una de sus arrugas demuestran esfuerzo, plenitud, trabajo, y resistencia.

Cada uno de sus dedos contienen carisma, juventud, y sueños.

Sus palmas contienen el peso de grandes ideologías y de eventos desafortunados.

Su mano contiene memorias que jamás tocaré, vida que jamás viviré.

Hoy pone mis manos en las suyas y siento la fortaleza que algún día tendré, la delicadeza que algún día aprenderé , la compasión que algún día encontraré. Tengo las manos de mi madre…

y a la vez…

no las tengo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s